domingo, 19 de septiembre de 2021

Ayuno intermitente y su relación con la pérdida de peso y la autoregeneración celular


“El ayuno intermitente no es una dieta en sí, sino una estrategia dietética que alterna entre breves periodos de ayuno, sin alimentos o con una reducción significativa de calorías, y periodos de alimentación sin restricciones”, destaca Lara Dalla Rovere, nutricionista del Hospital Quirónsalud Málaga. 

Existen varios tipos según su frecuencia y duración, siendo “el más común el 16:8, donde la ventana de ayuno aumenta a 16 horas. En este caso un ejemplo sería saltar el desayuno, comiendo a las 14.00 y terminando la cena a las 22.00. O desayunando a las 9.00 y adelantando la merienda-cena a las 18.00, como última comida del día”. Según la frecuencia y duración, el equipo expone que pueden ser de frecuencia elevada y duración corta, por ejemplo 12:12 o 16:8 varios días a la semana o todos los días; de frecuencia y duración medias, por ejemplo, el 5:2, donde se seguirán 5 días de alimentación estándar y 2 días de fuerte restricción calórica; y, por último, de frecuencia baja y duración larga, siendo 2-3 días de ayuno una vez al mes. 

“En función del hábito de comidas, horarios de trabajo o de entrenamientos, se podría implementar uno u otro. El metabolismo del ayuno no es un proceso estático ni homogéneo, sino que va evolucionando a medida que se prolonga en el tiempo. Los primeros días se ponen en marcha unos mecanismos metabólicos adaptativos que van cambiando si posteriormente aumenta su duración”, detalla Lara Dalla. 

Otro aspecto importante que destaca la nutricionista es que “durante las horas de ayuno se deben tomar líquidos como agua, café solo (sin azúcar y sin leche), té e infusiones sin endulzar, bebidas probióticas, como kombucha o kéfir de agua, o caldo de huesos o de verdura filtrado. ¿Por qué se recomienda el ayuno? Ayunar no es pasar hambre, ya que durante el ayuno desaparece el apetito. Cuando uno está en ayuno o sin alimento, “el metabolismo del organismo consume las propias reservas, siendo la principal fuente de energía los lípidos. Además, al no ingerir comida ni hidratos de carbono, se suprime la insulina y otras hormonas como la leptina, hormona que regula el apetito. 

Dependiendo de la duración del ayuno, se crean adaptaciones metabólicas: se disminuye el consumo de glucosa en el músculo, el tejido adiposo y el hígado, y se ponen en marcha mecanismos de producción de glucosa y posteriormente de otros nutrientes, como ácidos grasos libres y cuerpos cetónicos. El aumento de los valores circulantes de cuerpos cetónicos produce inapetencia, por lo que el hambre desaparece; y, por tanto, controlar el tiempo en el cual se ingieren los alimentos, te da la posibilidad de controlar las calorías, el metabolismo y, por tanto, los resultados”, revela el doctor Almeida. 

En el caso de la pérdida de peso, en estos últimos dos años se ha comenzado el estudio del ayuno intermitente en personas para conocer si ayuda a perder más peso que una dieta hipocalórica estándar. “Se ha visto que, aunque no son resultados concluyentes, se produce una pérdida de peso mayor que en una dieta hipocalórica estándar si el ayuno intermitente consigue bajar las calorías totales. Esto quiere decir que, si el paciente respeta las horas de ayuno y no suple la ingesta con las horas de comida, al final toma menos calorías de las que necesita y pierde peso”. 

Además, se ha relacionado con las horas a las que comemos. Antiguamente comíamos una o dos veces al día, dependiendo de la cantidad de comida que pudiésemos conseguir. “En la actualidad, los rangos de ingesta de comida son constantes, consumiendo mucho más de noche; esto provoca cambios en los ciclos circadianos, volviendo loco a nuestro organismo y creando desajustes que derivan en patologías, entre otras, asociadas a la obesidad”, explica el endocrino. Por ello, esta práctica, al respetar las horas de descanso, favoreciendo un buen funcionamiento, se relaciona con menores tasas de enfermedad arterial coronaria y mayor control de la diabetes; además de mejorar la sensibilidad hacia la insulina y la presión sanguínea.
Fuente: La Opinión de Málaga

domingo, 5 de septiembre de 2021

Leonardo González Hurtado en busca de un sueño en España

Leonardo González Hurtado, en busca de un sueño en Barcelona España, nos cuenta como empezó su pasión por el ballet y la danza, qué ha conseguido y qué pretende con la experiencia en Europa: 
"Mi historia con el ballet empieza hace 5 años y puedo decir que fueron inicios complicados porque el ballet y yo simplemente no conectábamos. Durante un año me negué a disfrutarlo y a entenderlo, porque era un requisito más de la carrera. Sin embargo y para mi sorpresa, muchos de mis profesores veían algo en mí que yo no estaba viendo y empezaron a resaltar esas cualidades y a darme la confianza que en ese momento tal vez yo no tenía. 

Poco a poco, me di la oportunidad de disfrutarlo y de aprenderlo y entre más me esforzaba y veía progreso, más puertas se iban abriendo. Después de 2 años de dedicación, mucha disciplina y amor, recibí una beca para seguir estudiando Ballet en Bogotá, algo que no esperaba porque siempre comparaba mi experiencia y pensaba que mi formación era menor y menos importante a la de otras personas que llevaban muchísimo más tiempo en este campo. Además, sentía una presión gigante porque a mi edad, 21 años, muchos decían que ya era muy tarde para empezar en el ballet. 

Aceptar esa beca, no sólo me demostró lo contrario sino también contribuyó en mi preparación y en tener más confianza sobre lo que hacía. Un año después apliqué al Oklahoma City Ballet en Estados Unidos, donde gané una beca para participar en un curso intensivo y estando allí, me ofrecieron pertenecer por un año a la segunda compañía de esta institución, donde fui parte de producciones como Drácula, Napoli y El Cascanueces. 

Desafortunadamente, solo estuve 4 meses debido a que al inicio de 2020, el COVID-19, la situación económica y otros factores, me hicieron regresar a mi país. Ha sido un año complicado, sin embargo sigo manteniendo la ilusión de continuar con mi preparación en ballet y seguir haciendo lo que me apasiona. Por eso tomé la decisión de participar en una nueva audición con el Barcelona Dance Center y allí me gané una beca y la oportunidad de ser parte de su compañía de ballet. Ahora estoy recaudando fondos con el fin de cubrir los gastos de pasajes para España, la póliza de seguro, alojamiento y alimentación. 

Estoy seguro de lo que puedo lograr y quiero seguir cumpliendo mi sueño de ser un instrumento de danza y arte para llevarlo y compartirlo con el mundo.

Si deseas ayudarme puedes donar vía Nequi (Bizum) al número 3123758392, por medio de transferencia bancaria a mi cuenta de ahorros Bancolombia 17200019865. Si te encuentras en el exterior puedes donar en VAKI (vaca online) en ESTE LINK
De todo corazón agradezco mucho tu ayuda pues estoy a pocos pasos de lograr este sueño que sin duda alguna es la recompensa de mi esfuerzo, disciplina y amor por el ballet".

lunes, 19 de julio de 2021

Escritorio Remoto de Chrome - Otra herramienta para acceder a Pc remotos

Aparte de Teamviewer, Ammyy y otras herramientas para conexión remota a otros PC, Google a través del navegador Chrome, tiene una herramienta propia muy fácil de usar y sin limitaciones: ESCRITORIO REMOTO DE CHROME.
El sistema funciona a través de nuestra cuenta de Google, que utilizaremos en todos los dispositivos que accedamos. Para que un tercero no pueda acceder a nuestro PC se establece un PIN de seguridad.

Esta solución funciona tanto en macOS como en Windows, el proceso para configurar el acceso remoto desde Chrome es el mismo. Es necesario tener Chrome instalado para poder iniciar la configuración. Luego podremos entrar desde otros PC a través de Chrome, o desde móviles con la aplicación para Android  o para  Iphone Ipad

Configurar el acceso remoto a tu PC
Puedes configurar el acceso remoto a tu PC Mac, Windows o Linux siguiendo estos pasos:

Abre Chrome en tu PC-.
Escribe remotedesktop.google.com/access en la barra de direcciones.
En "Configurar el acceso remoto", haz clic en Descargar Descargar página.
Sigue las instrucciones que aparecen en pantalla para descargar e instalar Escritorio Remoto de Chrome.
Puede que tengas que escribir la contraseña de tu PC para que Escritorio Remoto de Chrome pueda acceder. También es posible que se te pida que cambies la configuración de seguridad en Preferencias.

Más información sobre cómo usar Escritorio Remoto de Chrome en Linux

Compartir tu PC con otro usuario
Puedes permitir que otros usuarios accedan de forma remota a tu ordenador. Tendrán acceso completo a tus aplicaciones, archivos, correos electrónicos, documentos e historial.

Abre Chrome en tu PC.
Arriba, en la barra de direcciones, escribe remotedesktop.google.com/support y pulsa Intro.
En "Recibir asistencia", haz clic en Descargar Descargar página.
Sigue las instrucciones que aparecen en pantalla para descargar e instalar Escritorio Remoto de Chrome.
En "Recibir asistencia", selecciona Generar código.
Copia el código y envíaselo a la persona que quieras que tenga acceso a tu PC.
Cuando esa persona introduzca tu código de acceso en el sitio web, se te mostrará un cuadro de diálogo con su dirección de correo electrónico. Selecciona Compartir para permitirle el acceso completo a tu PC.
Para finalizar la sesión compartida, haz clic en Dejar de compartir.
El código de acceso solo funcionará una vez. Cuando compartas tu ordenador, se te pedirá que confirmes que quieres seguir compartiéndolo cada 30 minutos.

domingo, 18 de julio de 2021

Paseo por Giethoorn pueblito de Holanda llamado la 'Venecia del Norte'

Foto Juanma
En el verano de 2017 hicimos una escapada por Holanda y pasamos por Giethoorn, un pueblito de la provincia de Overijssel, conocido como la ‘Venecia del Norte ‘ o la ‘Venecia de los Países Bajos’ gracias a las 55 millas de canales que lo rodean y atraviesan. Es un pueblo idílico donde se construyeron numerosas granjas con tejado de paja en pequeñas islas, unidas por más de 170 puentes.

En este pueblo holandés, fundado en 1230, son muchos los que tienen su propia barca para ir al colegio. Ni un solo coche para desplazarse de un sitio a otro… el medio de transporte más utilizado son las barcas. Mientras paseas con tu barquita a través de los canales, paras en las casas, restaurantes u museos del pueblo. Los canales tienen señales que organizan el tráfico de barcas.

Giethoorn tiene sus orígenes en un asentamiento de excavadores de turba (carbón orgánico). La extracción de turba en esta zona dio lugar a lagos y charcos, y la gente construyó casa en las islas que se formaron. Como consecuencia, la única manera de ir de una isla a otra era atravesando los puentecitos o con una embarcación típica de Giethoorn, el punter, un pequeño barco impulsado mediante una pértiga.
Por suerte, Giethoorn no ha cambiado mucho. Todavía están los puentecitos de madera y puedes ir de paseo en un punter, aunque también puedes ir en un barco eléctrico, o en bicicleta, o caminar. Durante el paseo en barco de 1 o 2 horas pasas por las hermosas granjas del siglo XVIII y XIX y por debajo de los puentes.